jueves, 9 de febrero de 2012

Primero Megaupload y ahora The Pirate Bay en prisión.



The Pirate Bay son acusados de infringir las leyes de derechos de autor y sus fundadores Fredrik Neij, Peter Sunde y Carl Lundstrom deberán pasar diez, ocho y cuatro meses en prisión, respectivamente, además de pagar fianzas que en total suman los 7 millones de dólares.

La medida ha puesto en alerta al resto de quienes manejan el sitio, temiendo una posible embestida de las autoridades, especialmente las estadounidenses, pues hay quienes afirman que después de Megaupload, el siguiente “monstruo” en la mira del FBI es The Pirate Bay.

El juicio contra los fundadores de la más famosa web de enlaces a archivos torrent ha finalizado, pero los responsables actuales del sitio, con el fin de evitar que su dominio sea secuestrado por la autoridades estadounidenses, han efectuado un cambio, pasándolo de .org a .se, exclusivo de Suecia. 

Según las autoridades judiciales suecas no se han arbitrado posibilidades de apelación contra la resolución definitiva del largo juicio contra The Pirate Bay.

Sin embargo, además de mudar su dominio a Suecia para escapar a la jurisdicción estadounidense, el sitio emitió un comunicado en el que destaca lo equivocada y miope que es esta persecución, que sacrifica la libertad que da el conocimiento por la cerrazón legaloide, el provecho inmaterial de las mayorías por la ganancia material de unos cuantos. 

Responde mediante un mensaje desafiante, escrito en el blog de The Pirate Bay:



Lo que nos comunica The Pirate Bay es que ha perdido una batalla pero no ha perdido la guerra. Después de ver lo que ha pasado con Megaupload, no quieren rendirse y seguirán luchando para defender sus ideas.